Cassini

Pulse aquí si desea leer esta página en inglés

Biografía de Giovanni Cassini astrónomo italiano, contemporáneo de Isaac Newton y discípulo de Galileo Galilei. Sus numerosas observaciones de los cielos fueron fundamentales para el desarrollo de la ciencia astronómica.

La importancia de Cassini astrónomo italiano

El astrónomo italiano Giovanni Cassini nació el 6 de junio de 1625 en una ciudad cercana a Génova. Falleció en París el 14 de septiembre de 1712.

Hoy en día, la información astronómica es tan abundante y los instrumentos disponibles están tan perfeccionados que pocas personas saben apreciar la enorme contribución de Giovanni Cassini al descubrimiento de las leyes que gobiernan el movimiento de los planetas.

El reconocimiento a su trabajo tuvo mucho éxito al vincular su nombre con la sonda espacial Cassini que fue enviada para explorar el planeta Saturno y su luna Titán.

Este genovés, contemporáneo de Isaac Newton y discípulo de Galileo Galilei en Bolonia, contribuyó con numerosas observaciones de los cielos que fueron fundamentales para el desarrollo de la ciencia astronómica y para sustentar la teoría gravitacional de Newton.

En 1670, Luis XIV Rey de Francia, siempre interesado en el desarrollo cultural de su país, le ofreció el puesto de Director del Observatorio de París y lo nombró miembro de la Academia de Ciencias de Francia.

Júpiter admirado por Cassini astrónomo italiano
Anillos de Júpiter vistos desde la sonda Voyager 2. Concepción artística de la inserción de la órbita de Cassini. Crédito: web https://airandspace.si.edu.

Los primeros trabajos de Cassini

El primer trabajo de Cassini astrónomo italiano, fue calcular tablas astronómicas para un noble italiano interesado en la astrología.

Cassini intuyó de inmediato que la astrología no era lo suyo y cuando tenía 25 años (año 1650) cambió ese trabajo por el de profesor de astronomía en la Universidad de Bolonia, sucediendo a un discípulo de Galileo en la cátedra.

Gracias a su prestigio como astrónomo, fue contratado como tal por el Papa Clemente IX, hasta el año 1669.

El astrónomo italiano Cassini en Bolonia

Usando el meridiano de la Basílica de San Petronio, Cassini descubrió que la variación en la distancia entre el Sol y la Tierra se adaptaba mejor a una órbita ovalada que a una órbita circular.

Esta información fortaleció la idea de Kepler, que era el único en ese momento en utilizar órbitas elípticas.

También utilizó el meridiano de San Petronio para medir, con una precisión sin precedentes, la inclinación de la eclíptica que describe la Tierra alrededor del Sol.

Basílica en donde trabajó Cassini astrónomo italiano
La Basílica de San Petronio en Bolonia. Crédito: Wikipedia, web “en.wikipedia.org/wiki/San_Petronio,_Bologna”.

En el año 1576, uno de los profesores de matemáticas de la Universidad de Bolonia, Ignacio Danti, había ideado la construcción de un ingenioso dispositivo que, utilizando la sombra que proyectaba el haz de luz que pasaba por un estrecho agujero en un pequeño cuadrante practicaba en un muro de la Iglesia de San Petronio, servía para medir el paso del tiempo y determinar la posición del sol.

Cuando Cassini llegó a Bolonia, decidió construir un gnomon nuevo, más grande y mejorado, para reemplazar al del profesor Danti, que con el tiempo fue inútil.

Meridiana
La línea Meridiana de San Petronio. Crédito: web “pauls-bologna.blog/2017/11/02/the-meridian-line-of-san-petronio/”

Los cálculos realizados con el nuevo gnomon tuvieron mucho éxito y le dieron a Cassini una brillante reputación.

Es justo recordar que el gran sabio griego, Eratóstenes, ya había utilizado un gnomon, construido por él, para medir el paso de las horas y también para medir el diámetro de la Tierra, con una extraordinaria aproximación a los datos actuales.

Cassini observó minuciosamente a Júpiter

Entre 1652 y 1668 se dedicó a la paciente observación de los satélites de Júpiter.

Hay que considerar que con los primitivos telescopios a su alcance, le era imposible ver a Júpiter como en la imagen que aparece a la derecha de este texto.

Cassini solo vio una imagen diminuta. Sin embargo, con tenacidad y perseverancia elaboró ​​tablas muy precisas con los datos obtenidos durante sus observaciones.

Estudió en detalle la rotación de Júpiter y descubrió los eclipses producidos por las llamadas lunas galileanas, cuatro satélites recientemente descubiertos por Galileo.

Lunas Júpiter estudiadas por Cassini astrónomo italiano
Júpiter, las lunas galileanas. Crédito: web “astronomyonline.org/SolarSystem/GalileanMoons.asp”

Más tarde, amplió los resultados de sus mediciones y verificó que los satélites de Júpiter y Saturno cumplían con la tercera ley de Kepler.

Gracias a lo cual, el sistema heliocéntrico postulado por Kepler se estableció firmemente en el mundo científico de la época.

El Rey de Francia contrató los servicios de Cassini

Cassini tenía ya 45 años cuando, en 1670, Luis XIV Rey de Francia, reconociendo su gran prestigio, lo nombró director del Observatorio Astronómico de París y Miembro de la Academia Francesa de Ciencias.

Allí, en París, vivió y trabajó hasta su muerte, a los 87 años.

Las largas noches que pasó pegado al telescopio, agotaron su vista y terminó prácticamente ciego.

Así como Galileo se especializó en Júpiter, Cassini se especializó en Saturno.

Su tenacidad fue recompensada con el descubrimiento de cuatro de los satélites de Saturno: Japeto (en 1671), Rea (en 1672), Dione y Tetis (en 1684).

Saturno
Diseño artístico del orbitador Cassini de la NASA, cruzando el plano del anillo de Saturno. Crédito: NASA y JPL-Caltech

En 1675, observó que había un espacio vacío en el sistema de anillos del planeta. Hoy este vacío se conoce como División Cassini.

Muchos otros descubrimientos justifican que Giovanni Cassini sea considerado uno de los mayores astrónomos observacionales de todos los tiempos.

Con la ayuda de su colega Jean Richer, Cassini trianguló la distancia a Marte.

Obtuvo el tamaño del Sistema Solar, con una precisión que es solo un 7% menor que el valor actualmente reconocido.

La diferencia se debe, entre otras causas, a que en ese tiempo la velocidad de la luz se consideraba infinita.

Descubrió los cambios estacionales de Marte y midió su período de rotación, así como el de Saturno.

A principios del siglo XVIII, cuando, gracias al cálculo diferencial y las observaciones de mejor precisión, estas medidas de Cassini ayudaron a fortalecer la teoría de la gravitación de Newton.

Orbitas Marte Tierra
Órbitas de la Tierra y Marte, alrededor del Sol. Crédito: NASA. web “nasa.gov/audience/forstudents/k-4/dictionary/Revolve.html”