Hoyle

El origen del universo es el mayor de los enigmas que se le plantean al ser humano. Es el misterio más profundo y trascendental.

En la imagen de portada se puede ver un fondo de espacio profundo con polvo de estrellas. Crédito: web “es.123rf.com”

El mayor enigma que se le plantea al ser humano es ¿de dónde viene todo el Universo y desde cuándo existe?

En esta página, desarrollo seis teorías sobre el origen de nuestro Universo:

  • lo que dice la biblia
  • la teoría aristotélica
  • la teoría copernicana
  • La contribución de Newton
  • la teoría del Big Bang y
    Teoría del estado estacionario.

Percibimos un espacio tridimensional. ¿Pero es el Universo tridimensional? No estamos seguros. Más bien, hay indicios de que hay más de 3 dimensiones

Vía Láctea
Imagen de la Vía Láctea. Crédito: NASA

Todo lo que creemos saber está sujeto a incertidumbre y debemos seguir buscando una mejor aproximación a la verdad.

No cabe duda de que conocer el origen del Universo incide directamente en toda nuestra forma de abordar la vida.

Lo que dice la biblia

La astronomía es una ciencia experimental, se basa en hechos observados.

Pero no se puede ignorar un escrito religioso muy relevante que tiene más de 3.000 años: lo que dice el Génesis sobre el origen del Universo.

Biblia
El Evangelio según Juan. Crédito: web “en.wikipedia.org”

La teoría aristotélica

En la antigüedad, la única visión posible era la que daban los ojos cuando contemplaban maravillados la belleza de los amaneceres, cuando el sol se elevaba en el cielo, emergiendo de las montañas y cuando las estrellas cruzaban lentamente el cielo nocturno.

Partenón
Vista general del Partenón en 1978. Crédito: web “es.wikipedia.org”

Así surgió la teoría del gran filósofo Aristóteles que, al no tener más posibilidades de investigación, tuvo que limitarse a las observaciones visuales y los reflejos de su mente, ayudado, por supuesto, por sólidos conocimientos de geometría.

La teoría copernicana

El conocimiento astronómico aumentó cuando fue posible explorar los cielos con instrumentos más poderosos que el ojo humano.

Mejores observaciones sugirieron nuevas teorías sobre la organización y constitución del Universo.

Sin embargo, en cuanto a su origen, la aceptación de lo que dice la Biblia al respecto fue universal.

Copérnico, Kepler y Galileo. Eran tres genios del pensamiento. Descubrieron que la creencia de que la Tierra estaba inmóvil y que todos los objetos del cielo giraban a su alrededor era falsa.

Con los medios rudimentarios a su disposición, dieron un paso de gigante en la comprensión del Universo, al verificar que la Tierra y los planetas giran alrededor del Sol.

La contribución de Newton

Sin apartarse de la teoría geocéntrica de Copérnico, Newton desarrolló las fórmulas matemáticas adecuadas para calcular el movimiento de las estrellas, a partir de la fuerza de gravedad que postulaba.

Newton
Ley de Newton de la gravitación universal. Crédito: web “cienciaonline.com/2012/04/18/intuyendo-formulas-en-fisica-la-ley-de-gravitacion”

Newton tampoco llegó a estudiar el origen del Universo pero, aceptando las descripciones de Copérnico, Galileo, Tycho Brahe y Kepler, su contribución a la astronomía fue buscar las causas por las que los cuerpos celestes se movían unos alrededor de otros.

La teoría del Big Bang

A medida que la técnica instrumental se volvió cada vez más refinada, los astrónomos y astrofísicos disponían de datos suficientes para desarrollar teorías sobre el origen y la evolución del Universo.

Big Bang
Imagen de cómo nació el cosmos. Crédito: web “quo.es/ciencia”

La teoría del Big Bang se ha confirmado mediante el cumplimiento de muchas de sus predicciones.

Teoría del estado estacionario

El famoso astrofísico Fred Hoyle fue uno de los grandes científicos que rechazó la teoría del Big Bang.

En la década de 1950 se imponía una fascinante teoría cosmológica que afirmaba que el Universo no tuvo comienzo y que se mantuvo o seguirá siendo más o menos igual.

Hoyle
Fred Hoyle matemático y astrónomo británico. Crédito: web “britannica.com/biography/”

Es la teoría conocida como “estado estacionario”. Hubo numerosos e importantes científicos que apoyaron esta teoría. Entre ellos el famoso Roger Penrose y el prestigioso cosmólogo Dennis Sciama.

Pero esta teoría no resistió la prueba del tiempo. Cuando dos jóvenes investigadores, Arno Penzias y Robert Wilson, descubrieron una radiación electromagnética omnipresente procedente de todas las direcciones, el mundo científico comenzó a examinar lo que ahora se llama el “fondo cósmico de microondas”.

A partir de ahí, descartar definitivamente la teoría del estado estacionario fue solo cuestión de unos años.

Hasta ahora no existe una teoría definitiva

Puede suceder que una teoría basada en modelos matemáticos sea confirmada por experimentos y observaciones.

Pero esto no significa que este modelo teórico sea absolutamente correcto y que refleje con precisión la naturaleza y las leyes del universo.

De hecho, todos los experimentos se realizan para confirmar las predicciones de la teoría, pero también se considera que ha tenido mucho éxito cuando son capaces de demostrar que el modelo no funciona como se esperaba.

Lo importante es hacer experimentos. Cuando un experimento contradice una teoría, los teóricos deberán ajustar su modelo o crear una nueva teoría. Así avanza la física.

Destruir una teoría es tan importante como comprobar que los resultados experimentales se ajustan a ella.