Ganymede

Pulse aquí si desea leer esta página en inglés

Ganimedes es la luna más grande de Júpiter y del sistema solar. Además, es la única que tiene campo magnético.

Descubrimiento de Ganimedes

El 7 de enero de 1610, Galileo Galilei, provisto ya de un rudimentario telescopio, observó que cerca de Júpiter aparecían tres estrellas fijas.

Por su pequeño tamaño, estas tres estrellas eran totalmente invisibles a simple vista.

Según anotó en su diario, en la noche del 13 de enero de 1610, vio cuatro estrellas, y se dio cuenta de que las tres primeras se habían movido.

Jupiter
Júpiter, las lunas galileanas. Crédito: web “astronomyonline.org/SolarSystem/GalileanMoons.asp”

Galileo llegó a la conclusión de que las estrellas eran en realidad objetos que giraban alrededor de Júpiter.

​Ahora sabemos que estos objetos que descubrió Galileo, son cuatro lunas del planeta Júpiter. Se las conoce universalmente como “lunas galileanas”.

Los nombres definitivos dado a estas cuatro lunas son: Europa, Ganimedes, Ío y Calisto.

  • Europa tiene un diámetro de 785 km.
  • Io tiene un diámetro de 3.643 km.
  • Calisto tiene un diámetro de 4.900 km, se encuentra a unos 1.800.000 km de Júpiter.
  • Ganimedes tiene un diámetro de 5.622 km.

En orden de distancias a Júpiter, Ganimedes es el séptimo más cercano. Completa su órbita en aproximadamente siete días.

4 lunas
Tamaños de Ío, Europa, Ganímedes y Calisto. Crédito: web “muycomputer.com”
Jupiter
Lunas de Júpiter cruzando el planeta gigante. Crédito: web “apod.nasa.gov/apod/ap131102.html”.

Ganimedes en la literatura de ficción

Debido al interés que suscita Ganimedes como el satélite natural más grande del sistema solar, ocupa un lugar preferencial para el argumento de diversas obras de ciencia ficción.

Ejemplos significativos son:

  • Navidad en Ganimedes” (1940), relato corto de Isaac Asimov.
  • El granjero de las estrellas” (1950), de Robert A. Heinlein.
  • Las nieves de Ganimedes” (1954), novela de Paul Anderson.
  • Yo visité Ganimedes” (1972), de José Rosiano.
  • Mi preparación para Ganimedes” (1975), de José Rosciano.
  • Buddy Holly está vivo y sano en Ganimedes” (1992), de Bradley Denton.

Además de tema central, Ganimedes es mencionado en muchas otras obras, tanto en libros, como en cine y televisión.

Superficie de Ganimedes

La superficie de Ganimedes presenta una mezcla de dos tipos de terreno en donde predominan los silicatos.

Esta superficie muestra dos tipos diferentes de terrenos: oscuros y claros. Las regiones oscuras, saturadas de cráteres de impacto y formadas hace cuatro mil millones de años, cubren alrededor de un tercio del satélite

Ganimedes tiene una corteza de hielo que flota encima de un fangoso manto que puede contener una capa de agua líquida.

La corteza parece estar dividida en algunas placas tectónicas, como las de la Tierra.

Aunque no hay ninguna evidencia de actividad tectónica reciente, se han observado flujos de lava ya solidificada.

En todos los terrenos hay muchos cráteres de impacto, con antigüedad de 3.000 a 3.500 millones de años, similares a los de la Luna.

Crateres
Una cadena de cráteres en Ganimedes.. Crédito: NASA, Wikipedia

También hay cráteres un poco más recientes, que tienen rayos de eyección.

Los cráteres de Ganimedes son bastante llanos, sin montañas y carentes de las depresiones centrales comunes a los cráteres en la Luna y en Mercurio.

El rasgo más llamativo en Ganimedes es una llanura oscura llamada Galileo Regio, así como una serie de anillos concéntricos que son remanentes de un cráter de impacto antiguo.

Interior de Ganimedes

Las observaciones más recientes sugieren que Ganimedes tiene una estructura diferenciada en tres capas:

  • un pequeño núcleo de hierro fundido o de hierro y azufre, en el centro,
  • un manto de sílice rocoso, que rodea al núcleo de hierro
  • una corteza de hielo y agua líquida en el manto exterior.

El centro metálico hace pensar en un mayor grado de calentamiento de Ganimedes, de lo que se había propuesto previamente.

Interior
Diagrama de la estructura interna de Ganimedes. Crédito: Kelvinsong. Wikipedia.

El océano interno de Ganimedes  puede poseer más agua que todos los océanos de la Tierra juntos.

Ganimedes tiene atmósfera

El telescopio espacial Hubble ha encontrado evidencias de una delgada atmósfera de oxígeno, que incluye ozono y oxígeno atómico y molecular.

 El oxígeno se produce cuando la radiación que llega al hielo superficial de Ganimedes lo descompone en hidrógeno y oxígeno. El hidrógeno, que es muy liviano, se pierde en el espacio.

Ganimedes tiene también su propia magnetosfera, la cual se genera por el movimiento de material conductivo en su interior.

Probablemente el campo magnético de Ganimedes es producto de movimientos de convección dentro del núcleo de hierro fundido

Sondas espaciales que han fotografiado a Ganimedes

Desde que Galileo Galilei descubrió a Ganimedes el 7 de enero de 1610, todos los astrónomos se interesaron por conocer mejor a esta luna.

Cuando fue posible acercarse a Júpiter con las sondas espaciales, todas ellas han ido aportando nuevas informaciones de interés.

​ La Pioneer 10 fue la primera en conseguir imágenes desde una corta distancia.

Las sondas Voyager refinaron las imágenes y aportaron mejores valores de las características físicas de Ganimedes

La sonda Galileo descubrió su océano subterráneo y su campo magnético.

Además de las cuatro lunas galileanas, las observaciones realizadas desde la Tierra y desde sondas espaciales, han cifrado en 67 el número total de lunas de Júpiter.

La Agencia Espacial Europea  tiene en proyecto una misión al sistema de Júpiter, para el año 2022. Serán varios sobrevuelos a las lunas galileanas y la puesta en órbita de la sonda alrededor de Ganimedes.