Universo

El modelo conocido como Universo Estacionario, sostiene que el Universo nunca tuvo un origen, sino que siempre existió de la misma manera que lo conocemos hoy.

La imagen de la portada muestra un fondo de espacio profundo con polvo de estrellas. Crédito: web “es.123rf.com”

Uno de los misterios más profundos es el enigma del origen del universo. En la década de 1950, esta teoría del “estado estacionario” fascinó a muchos científicos.

Entre ellos se encontraban eminentes profesores de la Universidad de Cambridge, como Dennis Schiama (1926-1999).

El propio Edwin Hubble, quien descubrió que los espectros de luz de las galaxias tenían un corrimiento al rojo, nunca pensó que esto se debía a que se estaban alejando.

Hubble
Retrato de estudio de Edwin Hubble en 1931. Crédito: Wikipedia. Fotógrafo: Johan Hagemeyer.

Él y sus contemporáneos lo atribuyeron a un debilitamiento de la luz, causado por el viaje de los rayos a través del espacio.

Los defensores del “estado estacionario” argumentaron que la continua dilución del material como consecuencia de la expansión se compensaba con la continua creación de nueva materia.

Esta nueva materia naturalmente sería gas hidrógeno. La teoría era tan hermosa y poderosa que cautivó a los teóricos cosmológicos de la década de 1950.

Incluso Einstein, en los años en que desarrolló la teoría de la relatividad, creía que el universo era estático.

Esta teoría fue defendida apasionadamente por el notable astrónomo británico Fred Hoyle (1915-2001), quien explicó el supuesto de una creación permanente de protones y electrones, que pasan a formar hidrógeno que luego se agrupa en estrellas y galaxias.

Fred Hoyle
Fred Hoyle matemático y astrónomo británico. Crédito: web “britannica.com/biography/”

Pero esta teoría NO apoyó el avance de los descubrimientos astronómicos.

En 1964, dos jóvenes investigadores (Arno Penzias y Robert Wilson) quedaron muy sorprendidos por la radiación electromagnética que venía de todas direcciones: era lo que ahora se conoce como el “fondo cósmico de microondas”, CMB.

Antena
La antena de Penzias y Wilson. Crédito: web “entremetech.com/extrem/”

Este fondo cósmico de microondas fue la prueba definitiva del “Big Bang” que tuvo lugar hace unos 13.700 millones de años.

Lo había predicho George Lemaître en 1927 y era consecuencia de las ecuaciones de la relatividad general enunciadas por Albert Einstein.

Prácticamente toda la comunidad científica relegó a la historia la elegante teoría del estado estacionario.