Titán

Pulse aquí si desea leer esta página en inglés

Titán es la luna más grande de Saturno y el segundo satélite más grande de todo el sistema solar. Titán despierta mucha curiosidad sobre su parecido con la Tierra.

El satélite más grande del sistema solar es Ganímedes, con un diámetro de 5.622 km.

Huygens descubrió la luna Titán

En 1655, el joven Christiaan Huygens terminó de construir con sus manos un telescopio de 5 cm de diámetro y tres metros y medio de largo, lo que le permitió obtener unos 50 aumentos.

Huyghens
Christiaan Huygens, parte del grabado de Caspar Netscher entre 1684 y 1687. Crédito: en.wikipedia.org/wiki/

Con este telescopio tuvo la inmensa alegría de ver los cuatro satélites de Júpiter descubiertos por Galileo.

Al año siguiente, después de rastrearlo todas las noches durante varios meses y medir su período y órbita, dio la noticia. El 25 de marzo de ese año también vio un satélite no de Júpiter, sino de Saturno. Fue el quinto satélite además de la Luna.

El nombre de “Titán” le fue dado por John Hershel (hijo de William Hershel) en 1847, cuando sugirió el nombre de los Titanes, hermanos y hermanas de Cronos (el nombre griego del dios romano del tiempo Saturno) para designar al satélites de Saturno que en ese momento se conocían por los números del 1 al 7.

Huygens nunca pudo siquiera imaginar que 350 años después, el hombre sería capaz de enviar un artefacto a aterrizar en el suelo de esta luna que siempre contempló como un punto de luz moviéndose alrededor del gran Saturno.

Menos podía imaginar que esta maravilla de la tecnología llevaría su nombre: la sonda Huygens.

Tamaño de la luna Titán

Titán es la luna más grande de Saturno y el segundo satélite más grande de todo el sistema solar. El satélite más grande del sistema solar es Ganímedes, con un diámetro de 5.622 km.

Titán tierra luna
Comparación de tamaño Tierra-Titán-Luna. Crédito: Wikipedia, web “en.wikipedia.org/wiki/”

El diámetro de Titán es de 5.150 km.

El diámetro de la Tierra es de 12,742 km.

El diámetro de la Luna es de 3.476 km.

Características físicas de Titán

Titán es una de las lunas que más interés despierta por sus características físicas, muy similares a las de nuestra Tierra.

Se han observado más detalles durante la aproximación de la sonda Cassini a Titán, principalmente gracias al uso del radar de la nave espacial.

Mediante el uso de instrumentos especializados, se han visto montañas de 150 kilómetros de largo, 30 kilómetros de ancho y 1,5 kilómetros de alto.

Titán geología
Características geológicas de Titán, la luna de Saturno. Crédito: Wikipedia. “En.wikipedia.org/wiki/”.

La superficie de Titán era prácticamente desconocida antes de la llegada de la sonda Cassini-Huygens.

La sonda Huygens descendió sobre Titán el 14 de enero de 2005, y la información que ha enviado ha aumentado sustancialmente nuestro conocimiento del satélite.

Tenga en cuenta que algunas características con un tamaño físico dado por “diámetro” pueden no ser circulares y en realidad se refieren a su longitud.

Estas montañas parecen estar hechas de hielo cubierto por una especie de “nieve” de material orgánico.

Titán montañas
Titán, fotografiado por la sonda Huygens mientras descendía a la superficie en 2005. Crédito: web “voanews.com”.

Titán también parece tener terrenos similares a ciertos terrenos terrestres, aunque con hidrocarburos líquidos en lugar de agua y hielo.

Las lluvias, los ríos y los lagos no son más que metano y etano.

Algunos materiales orgánicos similares a la piedra caliza sugieren que puede haber cavernas subterráneas.

En el período de liquidación de su misión de más de 12 años explorando el sistema de Saturno, la nave espacial Cassini de la NASA descubrió la montaña más alta de la luna más grande de Saturno: un pico en los Montes Mithrim cerca del ecuador de Titán, que se eleva a más de 3.200 metros de la superficie.

La nave espacial Cassini midió los picos de Mithrim usando su instrumento de radar para penetrar las capas de neblina espesa y con niebla en la atmósfera de Titán.

El más alto de los picos tiene 3,339 m de altura, y la mayoría de los picos más altos de Titán, que se encuentran cerca del ecuador, tienen cerca de 3.048 m de altura.

Montañas comparativamente altas en la Tierra incluyen Cathedral Peak en Yosemite, Mount Lassen y Telescope Peak en el Parque Nacional Death Valley.

Las observaciones realizadas por la sonda Cassini muestran que una región de Titán, la luna de Saturno, es muy similar al Salar de Etosha en Namibia.

Ambos son lagos que son grandes depresiones poco profundas que no siempre están llenas.

El lago Ontario es el lago más grande del hemisferio sur de Titán. Es un poco más pequeño que su homónimo, el lago Ontario de América del Norte, pero completamente diferente en muchos otros aspectos.

Posible lluvia de metano en Titán

Lluvia en Titán
Una de las imágenes artísticas más bellas de Titán. Crédito: dibujante británico Mark Garlick.

Esta imagen artística de Titán fue publicada en el sitio web “Imagen astronómica del día 2 de agosto de 2006” Los análisis recientes de las mediciones tomadas por la sonda Huygens que aterrizó en Titán en enero de 2005 indican que la atmósfera está realmente saturada de metano a una altura de unos 8 kilómetros.

En combinación con las observaciones de una superficie húmeda y lagos cerca de los polos, algunos astrobiólogos concluyen que al menos una llovizna de metano es común en partes de Titán.

Los hallazgos aumentan la especulación de que una superficie titánica húmeda podría ser hospitalaria para formas de vida inusuales.

Basado en datos de la sonda Huygens, el científico Tetsuya Tokano de la Universidad de Colonia ha estudiado la lluvia de metano que cae como rocío sobre la superficie de Titán en la región de descenso de la sonda Huygens.

Estos datos indican la presencia de una nube de metano-nitrógeno que libera gotas de lluvia que caen continuamente sobre la superficie de Titán. Dentro del sistema solar, las lluvias sólo existen en la Tierra y en Titán.

Una comparación de imágenes tomadas en 2004 y 2005 muestra cambios en los lagos ubicados en el polo sur de la luna, lo que podría atribuirse a una tormenta de metano que ha llenado esos lagos.

Existe una región llamada Xanadu, que tiene características geológicas similares a la Tierra, con colinas, valles y dunas de arena oscura, cortadas por canales similares a los ríos de la Tierra.

El estudio de las observaciones de radar de la nave espacial Cassini ha descubierto que Titán tiene dunas de color marrón oscuro que se elevan unos 150 metros sobre la superficie y corren paralelas, una al lado de la otra, en el ecuador.

Según las mediciones, las dunas de Titán probablemente estén compuestas por un núcleo central de hielo de agua rodeado de materia orgánica, y se estima que la “arena” formada por estos granos es un poco más granulada, pero menos densa que la de la Tierra o la de Marte, y que los granos son del tamaño de granos de café.

La sonda Cassini capturó dos “puntos oscuros” el 21 de julio de 2006, similares a los lagos de la Tierra, que constituyen una “evidencia poderosa” de que hay depósitos de hidrocarburos en el satélite.

Las “manchas” miden 420 kilómetros por 150 y 475 por 150 y están en el polo norte de Titán, es decir, donde las temperaturas son aún más bajas.

Las bajas temperaturas explican que la vida no haya evolucionado en Titán, a pesar de tener los ingredientes necesarios.

El frío ha mantenido este mundo como era la Tierra probablemente hace 4 mil millones de años. El satélite seguirá así, congelado, a menos que un meteorito caiga sobre él para activarlo.

Atmósfera de Titán

Titán es la única luna del Sistema Solar con una atmósfera densa.

El astrónomo español Comas y Solà lo había anticipado en 1908, basándose en un oscurecimiento que detectó hacia el borde del satélite.

Atmósfera
Gran luna Titán, con la luna más pequeña Mimas en primer plano, vista por la nave espacial Cassini en 2013. Crédito: NASA / JPL-Caltech

La atmósfera de Titán es espesa y brumosa, y principalmente nitrógeno, como la de la Tierra.

Las imágenes transmitidas por las sondas Voyager 1 y Cassini muestran una atmósfera densa y anaranjada, 10 veces mayor que la de la Tierra, compuesta principalmente de nitrógeno (94%) y rica en metano, etano e hidrocarburos.

Sus bajas temperaturas deberían haber conservado esta composición durante 4.000 millones de años, que es muy similar a la que debió tener la atmósfera primitiva de la Tierra.

¿Será posible viajar a Titán?

Viajar a Titán y contemplar una luna que probablemente es hoy como era la Tierra hace 4.000 millones de años,es un deseo irresistible para los seres humanos.

Pero el viaje sería de 7 años.

Una vez solucionados los problemas de transporte, sería necesario pensar en protegerse durante ese tiempo de las radiaciones cósmicas y disponer de suficiente oxígeno.

Aterrizando en Titán
Impresión artística de la secuencia de descenso y aterrizaje, seguida por la sonda Huygens de la ESA que aterrizó en Titán en 2005. Crédito: web “space.com”.

Una vez en el suelo de Titán, podría disfrutar de los paseos, las tormentas, la lluvia, los ríos y lagos. Pero, prohibido beber de ellos, porque no contienen agua, sino metano.

Tendrás que llevar unos buenos prismáticos para ver a lo lejos un diminuto punto de luz: la Tierra.

Volver a ella (a “mi casa”) es otro problema para el que, por ahora, no sólo no se ha encontrado solución, sino que ni siquiera se la ha buscado.

Una instructiva novela de ciencia ficción

A aquellos que estén interesados ​​en la ciencia ficción, les recomiendo la lectura del magnífico libro “TITAN” publicado por Ben Bova, un escritor con buena pluma y notable conocimiento científico.

La primera edición es de 2006. La historia trata de las exploraciones y aventuras de unos 10.000 científicos que, en el año 2095, habitan un módulo espacial de 20 km de largo y 4 km de diámetro, que está orbitando a Saturno.

El libro se lee con gusto y se aprende mucho acerca de esta misteriosa luna de Saturno, tan parecida a nuestra Tierra, y sobre las dificultades que implica el  explorarla. Hay intriga, ciencia y suspenso.

Titán interior
Dibujo artístico de las capas interiores de Titán, su océano de agua líquida subsuperficial se muestra en azul. Crédito: (A. D. Fortes / UCL / STFC)